el mapa de las aguas

Aún hoy recuerdo.
O aún hoy te recuerdo.
Dime: ¿he de resignarme
a ser el actor de un drama constante?
Me detengo, me detendré:
dime, dime, ¿he de resignarme
a que mis ojos estén
a punto de caer?

… Un extraño secreto,
un bello cielo sereno.
La moneda, el padre,
las crudas sementeras,
el crudo clima,
la luz que vuelve,
la luz que ha devuelto
el rayo divino… descripciones
que han estado.
Dime, dime, ¿he de resignarme
a no volver a ver moverse la
fábula de lo prohibido?

Aún hoy recuerdo,
escondida,
la vieja usanza de una
noche grávida.
Dime, ¿he de resignarme ahora
a no dejar pasar el
personal de los puertos…?
¿A trancar de una buena vez mi puerta?

Aún hoy recuerdo,
el Secreto roedor a quien se niega.
Aún hoy recuerdo, la égloga,
y el polen negro.
Estrecho ha sido el fraguar.
Estrecha la instancia
de dioses submarinos.
Y estrecho, aparte,
entre tus cosas,
y tu sentimiento de amante,
el clima inestable, un navío,
la línea del confín,
las tortuga de Aquiles
a quien rechacé: y estrecho,
aparte, anterior a la era sucesiva,
aquel que de mi, y hacia ti,
tenía mi propio nombre.

Yo te llamé, yo te llamaré,
yo te he llamado.
Puede que pueda salir del vaho…
Yo he estado,
yo dispuse un soplo de silencio,
y para arrobo de la gente de exilio,
me adecuaba rápidamente al vacío.

Silencios donde el tiempo riela,
Puntos donde la ciencia no se levanta:
y tardes de naufragio,
cuando aún, aún mirando lo móvil,
aún recuerdo: aún TE RECUERDO.

Aún hoy recuerdo
Pero aún hoy recuerdo que puedo,
y podré de nuevo.
Aún hoy puedo decir
que el amor rompe.
Que el amor alberga
un ojo mortal.

Veré de madrugada mi retrato:
allí volveré a ver la gloria,
pintada en un poema
Puede ser este mismo.

Yo… el aventurero.

P.D. Lolo no me vaya a decir que no he podido olvidar a la costurera, jejeje

6 comentarios en “el mapa de las aguas

  1. jajajaj… pobre de mí, lo que me he buscado.

    Pero en realidad no pensaba otra cosa más que en lo bello de tus memorias. Sin embargo eso puede sonar al acomodo de tu oído. Ahora estoy entendiendo Andrés, que todo es tal y como lo has dicho. Es cierto que no se puede dejar al olvido la belleza de las pasiones. Te dejo al mando el suponer que me enamoré de tu recordado amor, más por el amor que por el desamor que todavía no aparece.

    Necesitas algo en estos días y sabemos que no hay por qué estrangular las decisiones.

    Entonces muchacho, continúa el tejido.

    Ya no más abrazos; procederé a besarte.

    Chao pues.

  2. Lucía y 39escalones: a lo único que me puedo, o quiero resignarme, es a la palabra. A ese medio de volver hacia la palabra que es… insurreción.
    Botón: sí, así son los recuerdos; y a veces conociendo sus secretos se dejan cosas, se escriben historias para ser recordadas.

    A todos: muchas gracias por la visita. Recibo los saludos, y tus besos, Lucía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s