la vida no se acaba

expresión para decir Aún hay tiempo.
Pero yo también quiero que lo no haya. Quiero que las cosas sucedan ahora mismo: quiero que las cosas sucedan, porque quiero hacerlas ya.

Se dice No importa que no nos veamos, mañana o pasado puede ser: pero no lo quiero. Ya no aguanto más.
De qué vale que haya tiempo, si hay que esperar mucho para que algo pase. (Es mejor el punto final, el trazo perentorio. La admonición).
La vida no se acaba, pero se acaba esperando que no se acabe. Se acaba matando cada impulso por el que sabemos que debemos hacer algo ya mismo.
Qué coñazo.
Soy impaciente, soy impaciente, soy impaciente…
¡Escríbeme pronto! Soy impaciente, porque basta ya de tomar las cosas normalmente; basta de pensar en el tiempo, basta ya de pensar en lo que hemos dejado ir; basta ya de matar nuestros mejores impulsos… pues cuántas veces al leer una página de los grandes no hemos llegado a sentirlas como propias: las debimos haber escrito.
Pues cuántas veces no volveremos a ver lo que Vimos por primera vez. (Y me refiero a VER).

Siempre hay tiempo: pero por qué no decir lo contrario: ya no existe este minuto que se acaba de ir. Ya no volveré a perder esto que acabo de perder.
¿Cuántas cosas más?, ¿cuántos otros Yo he dejado de ser?
Basta ya. Precipitarse es una parte olvidada… y así este minuto ya haya pasado, puedo decir que me arrepiento de haberlo dejado ir: el tiempo es mío.

la vida no se acaba (ojala fuera cierto…)

Anuncios

8 comentarios en “la vida no se acaba

  1. 39, mira que el chiste es bueno: acabo de soltar la carcajada. 😀

    Lucía: a veces me parece que no hemos llegado a entender la palabra APRECIO; y es ahí cuando creo yo que se debe se impaciente por entender las cosas, por hacer que pasen.

    abrazos!

  2. Hay un dicho que dice que no por levantarse al alba amanece más temprano. La paciencia es un don, que la mayoría no tenemos, a mi me cuesta mucho trabajo tenerla y más cuando deseo que algo tenga lugar. Si bien estoy convencida que por más que estemos ansiosos las cosas suceden cuando deben de suceder y que de nada sirve impacientarse.

    De todo da tiempo, aunque no parezca 😀

  3. Yo tengo una capacidad para impacientarme increíble. Estoy por ofrecerme en un circo. Ufffff, a veces es un peñazo, pero otras es un requetepeñazo. Pero he decidido que he de dosificar este sentimiento.
    Aunque no sé cómo.
    Bachi, bachi

  4. Bueno, digamos no justo, cuanto se volvería algo malo, algo relacionado con lo injusto: puede ser que utilice allí un adverbio.
    No impacientarse a veces es poco justo: pues de lo que se trata no es de seguir una Ley, cuanto seguir el DESEO; y el deseo por hacer algo se encuantra del lado de romper una ley: precisamente aquella de que todo tiene un tiempo. Por hoy, y ahora, ya no quiero eso…

    (Magda, he utilizado para mi mismo la hermosa reseña que haces del libro El Lector… Muchas gracias) 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s