no soy calculador

entre lo descachalandrado y lo imprudente que soy, no hay espacio para decir que soy un hombre calculador.
Por primera vez puedo decir que tengo una virtud. Pues si algo se me nota es la poca verguenza que tengo para dar a entender que no tengo ni la más mínima idea de lo que va a pasar: lo hago de puro corazón. Puede ser que esté haciendo lo más idiota del mundo, (casi siempre, oiga). Pero si siento que se debe hacer: pues le meto la ficha.
Soy una persona simple, vulgar, que quiere llegar a la humildad.

¡Vaya!, una virtud entre toda esa basura que a veces se vuelve mi vida.
Puede ser que se deba al poco cuidado con el que salgo a la calle con el pelo como lleve el diablo… y eso que ando de cepille, voy a una peluquería rimbombante, y más o menos me comporto como si fuera la reinita de un premio menor. (Digamos REina de la Vaca que Más caga)

Así que ni siquiera puede ser mérito mío: todo se lo debo al pelo desordenado.

11 comentarios en “no soy calculador

  1. Qué suerte… me refiero a tener el suficiente pelo como para que se te desordene… Otros somos descapotables permanentes.

    Dicen que la modestia es la virtud de los que no tienen otra… No creo que ése sea tu caso (la ausencia de otras virtudes, digo).

    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s