entre polvos, y polvos de moto

Mi pueblo no debería llamarse como se llama. Mejor le iría este nombre… Entre Polvos.
Pues la cantidad de purretes que a eso de las once de la noche se deja oír debajo de mi ventana es tal, que no puedo dejar de admirarme de lo que es aquello de CRECER Y MULTIPLICARSE. (Creced, y multiplicaos).
´Motivos siguientes´: le llamo cuando se tiene familia grande.
Aquí el modelo futuro, el futuro modelo de la futura mejor marca de calzoncillos se acerca en biringo a mi puerta a soltarme el buenas las tenga…
– muchas gracias, le contesto: y son tan buenas que ni su hermana lo sabe… y ella, presa de una larga preocupación metafísica, deja ver su plomo en mi oído:
– ¿cuándo es que me metes el recambio, amor mío?
Y yo, pues paso; no tengo moto.
– Por cierto, ¿moto… ?

Es cierto, son estos niños quienes cierran por última vez en noche las rejas. Pero como dice un fabulosa canción de Alejo Durán: ay, Diosito mío, tú sí que no sabías de aritmética.
Entonces ya no me delico más: así lo quiso, y se han querido. Y han hecho de las suyas encima de las motos. Follan a ritmo de caucho, y dos ruedas.
El amor está en el aire: sí, y huele a aceite de dos tiempos.

También puede ser que exagero. Claro. Pero cómo no darle la razón a mi perra cuando de mal genio los ahuyenta con sus ladridos. Hombre que esto de multiplicar es un asunto serio.

Al salir de mi casa la expresión ´abrirse paso´ es literal.

8 comentarios en “entre polvos, y polvos de moto

  1. Don Sesto (¿o debo decir tocayo?), me va a perdonar, pero le debo corregir algo. El verso del inalcanzable Escalona es distinto, y es muy bonito. Cito, con su permiso: “Óyeme diosito santo tú de aritmética nada sabías…”. Y mejora: “Dime porque la platica tú la repartiste tan mal repartida”. Es una genialidad de las que se componen en los patios y solares colombianos.
    Tenemos ahí pendientes las lentejas, ¿eh? Ya hablaremos de eso. Y de versos y hasta de motos. Un abrazo.

  2. Juan: muchas gracias; siempre eres bienvenido.

    Camilo: ahí sí como se dice Se me chispotió; aunque te digo que de esta forma es que tengo los versos en la memoria, y por eso es que así escuche de nuevo el tema, tal y como los recuerdo es tal y como los escribo. Y las lentejas Déjame decirte que me he inventado una forma revolucionaria de prepararlas. Y como dices Ya hablaremos, y comeremos de eso. (Por cierto Camilo es mi hermano, y soy Andrés: lo de Don sEsto es una historia que luego te contaré.)🙂 Un abrazo

    39: me encantan esas frasecitas que dejas aquí. Luegos nos hablamos, maestro.
    Abrazos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s