… Dandelion: por mark milgard

Conquistar y crecer. Elegir, retomar, y deshechar. Crecer: aceptar nuestra propia impotencia, nuestra indiferencia; también nuestra fe.

Dandelion. No es esta una sinopsis, ni siquiera una tabla de calorías y carbohidratos. Es lo que me ha quedado después de repetidas veces ver la ópera prima de Mark Milgard.

Un pueblo. Hectáreas y hectáreas de pastizales. Para que cualquiera deje colar el sol entre los dedos. Para que el viento lo haga moverse. Porque el prado, el pasto es uno más de los personajes de esta película. Y a su lado se encuentra su sosía: el movimiento. Crecer, y cortar lo sobrante. El vívido movimiento orgánico: la biología.

A través de una sencilla historia de amor el director nos muestra la lenta y dolorosa redención de su protagonista. Y sin embargo es este poder de sugestión, de fortaleza el que a mi me ganó. ¿Por qué?

Existe una bella frase de Gombrowicz en su Diario: «No sé quién soy, pero sufro cuando me deforman, eso es todo» Y ese no saber toma el viaje hacia la cárcel, por un crimen que no cometió, me encanta la frase: lo cometió su padre.

Está claro: la película muestra cómo todos las personas responsables y respetables de este pueblo sufren un vicio: creer que es el tiempo, y el tener una casa, y un carro, y una educación universitaria, lo que trae la madurez. No es así: la trae el lento ejercicio del retiro. Del viaje. Lo llamaría de este modo: el rito de paso. De la adolescencia, a la mayoría de edad.

Digo mayoría de edad, no digo adultez. La adultez suena a madera rancia. Mayoría de edad, pregunta básica, es pensar por sí mismo, actuar por sí mismo: ser autor, y actor.

De Dandelion han dicho que es excesiva y poco creible: menos mal. El amor, la redención, el viaje, el paso, son verdaderamente increibles. El mundo del creyente es distinto del no creyente. Es así.

«No todo es una mierda.» Es mi comentario final. Es lo que dice ella: como para poner un orden a la vida.

Siempre pienso que todas las cosas que vivo y siento son una tontería. Pero es mi problema, no de las cosas. Me falta mi cárcel.

Dandelion: cuántas cosas no pasaron después. (Prometo decir algo más sobre la película la próxima vez. Aunque ciertamente sería preferible la elegancia y el dominio de Sir Alfred.)

5 comentarios en “… Dandelion: por mark milgard

  1. Gran reseña, amigo Malvisto, profunda y sutil pero muy adecuada al mensaje último de la película. Sin duda una gran sorpresa para todo aquel que la desconoce, aunque para otras es una de esas películas en las que pasan pocas cosas sin fijarse en que lo que pasa se está moviendo detrás de los ojos, las miradas, se oye el mecanismo de una ruedecita girar y girar creando la propia historia dentro de la historia.
    Excelente resumen.
    Abrazos,

  2. No la he visto, pero esta reseña me la ha acercado mucho. Tu resumen final me alienta a intentar verla: no todo es una mierda; así es.
    La frase de Gombrowicz siempre me ha parecido lapidaria.
    Un abrazo

  3. Debo agradecerte por alentar a la pequeña cinéfila que tengo dentro y que en ocasiones se ve sumida en la desesperación cuando, en las salas de cine, ya no hay satisfacción ante tanto Holywood. Prometo buscarla.

    Saludos…

  4. .
    Alfredo: gracias por el aliento, por la mano en mi hombro. Me demoré en decidirme a escribir algo sobre ella. La vi por primera vez en abril del año pasado. Desde entonces la veo y la veo.
    Me gusta mucho eso qu dices: la historia que gira dentro de otra historia. Sí, la propia.🙂
    .
    Luisa: gracias por la visita. Vale la pena: es cuando el cine se mete en las pupilas, se mete al corazón. Un abrazo
    .
    Magda: muchas gracias; creo que para quien reseña lo mejor que le pude pasar es acerca el lector a la obra.
    .
    Nosferatu, aunqye me gusta mucho más tu nombre, o tu máscara. Siendo gringa el resultado es que da miedo. Búscala, aunque si te pasa como ami, que aquí en Bogotá es bien arduo conseguir buen cine, pues que te ayudes del internet: estoy esperando que llegué El Bosque del Luto…. vamos a ver cuánto demora, y si llega.
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s