.. No Amarás, no

Axioma: gestos, más que sentimientos. Ser proclive al silencio. Gesto. Mirada inteligente.

Uno – El pasado. Pareciera que me sumo en una depresión enorme cada vez que hablo de lo anterior. Nuevo eufemismo. Pareciera que ando encorvado y que casi nunca miro de frente. La mayoría de las veces olvido agregar una palabra importante: espectáculo. Eso es para mí el pasado: no un tiempo que entretiene; un tiempo para ser visto más de una vez. Y como tengo tendencia a la palabra miro y miro: anoto. Y al anotar hago este ejercicio de extraer, de salir de la soledad; es decir, de nutrir, mm, la literatura con lo que yo mismo he vivido. ¿El pasado?: suenas frágil, como yo.

Dos – No Amarás. O una Pequeña Historia de Amor de Krzysztof Kieslowski. ¡Qué gran película! Una enorme escena final donde ELLA RECREA lo que él vió. Maravilloso ejemplo de adaptación. Gesto, no palabra. Aún me pregunto qué clase de amor tendrá él, Tomek: ¿qué será el amor para él? Simplemente se nos muestra la más que enfermiza obsesión por su vecina. Y sin embargo sucede: nace. Algo se revela, algo se levanta de esa espesa capa de obsesiones, de objetos, de saciedades. Nunca se nos dice nada del amor. Se discute su existencia: y al final parece ganar. Parece que una sonrisa lo puede sostener. La sonrisa, claro, pero también la imaginación: el acto de verse con otro. Esa mano que toca mi hombro, esa cara comprensiva y abierta para mi. Una cara, la atención de un cuerpo en EXCLUSIVA para mí. Obsesión, e igual ternura: e igual resonancia. Porque si se olvida lo que no se dice, si no se leen los gestos, esta CLASE de amor nos puede parecer un caso clínico. Y si se llega a eso no se entiende nada.
Me gusto mucho: es el capítulo sexto de El Decálgo.

Tres – Vuelvo a meter en mi mochila ´Seda´ de Alessandro Baricco. Confieso que la leí mal. De hecho las últimas páginas las leí caminando porque iba a una cita. Y entre el amor y una historia de amor. Pues… Una novela corta. Una novela plena en gastos, catástrofes, salidas. Una novela sobre la que hay mucho que aprender. Por ejemplo: hay que ir MUY despacio.

Cuatro – ¡A bailar! Mi apuesta es que ninguno, ninguna podrá dejar de mover los pies debajo de la mesa. Garantizado.

Belleruche – Bought and Sold

5 comentarios en “.. No Amarás, no

  1. Bueno…. tenía el sonido a tope y no veas la cara de mis compas cuando han oído la música. Bailando, bailando estamos tod@s, debajo de la mesa movemos los pies, también las manos. ANDA, LA QUE HAS ARMADO!!!

    Buen finde, guapo

  2. Me encanta ver a Kieslowski por aquí. Fenomenal momento el que citas. Todo el “Decálogo” merece mucho la pena.
    El amor, eso que no se sabe lo que es, que surge no se sabe cómo y termina no se sabe cuándo…
    Ya no me acuerdo de lo que era.
    Abrazos, hermano

  3. .
    Marta: ¿buenísimo cierto? Esa mujer tiene una voz pegajosima. ¡Mándame una foto bailando! besos, besos.
    .
    Alfredo: menos mal no sabemos, no lo sabemos, no sabemos nada: con eso seguimos haciendo estas pelis tan buenas…. abrazos,
    .
    Fernando: ya lo ves, al son que me toquen bailo… abrazos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s