El Derecho a Ver – TRES

Ya no hablo de la ´piratería´. Abandono esa parte: ahora es simple Derecho a Ver. Abandono el arte-economía. Me ubico por un momento en el arte-objeto.

Además de estar en el mundo como cualquier otro utensilio, el arte es algo más. Ese algo más, posición ambivalente, porque no se sabe qué es, hay que buscarlo en quien ve: arte-público. (Es imposible decirlo todo ahora, porque aún en el arte-objeto, se puede dejar de lado al público. Y hablar del arte. Pero esta es un simple reflexión).

Arte-público, arte como algo más que un objeto. Sí, para aquel que goza. Para aquel que vuelve a descubrir el mundo, las cosas, los colores, de pie viendo una obra, o en una silla de cine, o caminando con unos audífonos. O leyendo un libro prestado por un amigo.

Quien defiende el Derecho a Ver no es más que uno cualquiera: alguien que poco sobresale de la multitud. Alguien para pedirle la hora, y no volverlo a ver. Alguien cualquiera, de carne y hueso que es UNO solo: que si le acorrala gime y pide ayuda. Alguien que siente miedo, que no tiene a su alrededor Asistentes. Secretarias. Gerentes, Presidentes. Alcaldes. Secretarios de la ONU. Aqui yace un individuo. (Casi diría Kierkegaard).

Quien defiende el Derecho a Ver es alguien como este, que está a mi lado: que huele, que suda, que va hacia delante y hacia atrás. Nadie especial, que nunca hará algo que se recuerde. Que no tendrá legado. No dejará una herencia considerable.

Quien defiende el Derecho a Ver es lo REAL: que calza estos zapatos, teniendo en uno de ellos un hueco, un descosido de tanto usarlos. ¿Existe Sony: alguien lo/la ha visto? ¿Existe el Capitalismo: alguien lo/la ha visto? ¿Existe la/lo Ley: alguien la/lo ha visto? ¿Y qué esto que cuando utilicemos el nombre cultura empecemos a hablar de farándula? Existe, existe, existe.

Qué tan alto quieres llegar: qué tan amplio es el presupuesto cultural para este año. Al diablo: no voy a esperar que según la actual vigencia de cultura se me eduque. ¡No acepto como natural el que el gobierno recorte, qué será esto, el presupuesto para la cultura, porque sencillamente existen asuntos más serios! ¡No acepto como natural que la cultura sea un asunto exclusivamente del Estado! ¡No acepto como REAl el que aún siga pagando lo mismo por un libro cuando los Derechos de Autor han caducado!… .

Quien usa estos zapatos es alguien REAl. Es uno solo más que surge de un estruendo de despertadores y panecillos con mantequilla. Uno que otro cítrico según los días de lluvia. Quien usa estos zapatos es aquel del Derecho a Ver: no un fantasma, una industria. Quien usa estos zapatos aún se deja sorprender por el mundo.

Luego se podria decir que más importante, o más arriba que cualquier derecho se encuentra el Derecho a Dejarse Sorprender. (Siento si doy muchos pasos, si busco y enuentro, si me pierdo, si me repito. Estas reflexiones me vienen sin consultar un libro, sin ir a internet, sin consultar a un profesor. Vienen sin organigrama, vienen sin ´la prueba demostrada bajo el brazo´. Sin embargo vienen. Y aquí las dejo de forma franca. Yo sigo aprendiendo. Gracias por los comentarios: han sido estimulantes).

4 comentarios en “El Derecho a Ver – TRES

  1. De todo lo cual se deriva otra cuestión. ¿Qué hay de los cuadros que se pintan, de los libros que se escriben, de la música que se produce, de las películas que se filman y de la que nunca tendremos conocimiento, que nunca podremos disfrutar? Ese Derecho a Ver, implica deber de que se difunda la creación, por los circuitos comerciales como medio habitual (pero más justo), y gracias a los Ministerios de Cultura y demás instituciones culturales públicas, canales públicos de televisión, etc., en los demás casos. Ya está bien de que la cultura sea la hermana pobre de los presupuestos del Estado, el Ministerio “para quedar bien”.
    Abrazos, y excelentes reflexiones

  2. .
    Tu lo dices Alfredo en tu Blog: maldita sea esta transmisión de la cultura tan tendenciosamente política. Vales porque votas: vales porque eres mi futuro votante. Vade Retro: cultura sin política, por favor. Porque así se quiera apretarles el cuello a los criticos de ahora, en el otro mandato serán los que ocupen los cargos. Espíritu libre, por favor.
    El Derecho a Ver implica no solo lo que se sigue de la obtención de la cultura: es un ver claro, y que es molesto. Derecho a ser molesto, por favor.

    seguimos, hermano!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s