por una cabeza

Me he rapado: ya estaba cansado del pelo. En una bolsa amontonado lo he ido a pesar: media libra. Ya decía yo que estaba un poco encorvado. Los dolores del cuello se han ido: y sobre todo aquello de:

– Perdón, ¿dónde queda el baño?
– Si ve aquel despeinado que parece tener un gato recostado en la cabeza…
– Sí
– Es la puerta a SU izquierda.

La cosa es que necesito que las buenas ideas lleguen sin tapujos y sin burocracia: nada de rollos, o segunda intenciones. Incluso el cuento del lobo que espera a caperucita en el bosque. No le echo del todo la culpa a la mata negra con vida propia que acabo de arrojar al cesto: por algo hay que empezar. Aclaro que tengo complejo de Dumbo: no fue decisión fácil. Snig. Lo que me llama la atención es la docena de ojos que se asomaron a las ventanas mientras degollaba mi gato: como lo hice sin ropa y resulta que la música la tengo en otra parte, no en el baño, aunque lo he pensado, ciertamente, me asomaba, sí, qué cuerpazo tengo, a adelantar o a volver a poner algún tema. La música está cerca de una parte de la casa que queda muy cerca de las ventanas de mis vecinos: y entre ceja y ceja mostraban el sumo interés en lo que hacia. Puede ser que la estampa que ofrecia corriendo en pelota con una máquina en la mano sea atractiva, gracias: pero esta vez estoy bajo techo, en mi casa, propiedad propia y privada, como se dice: esta vez no se me puede procesar. El problema es de mis vecinos, no mío. Si van a alimentar morbo, qué va, o que no tienen mejor que hacer, es problema de ellos, no mío. Lo que me da tirria es que ni siquiera me manden en una bandeja una limonada. Cobrar debería hacer.

Y ahora mis supuestos amigos de promoción universitaria me pregunta que cómo le hago para seguir igualito: para conservarme y seguir en mi años. Ya les voy a decir a ustedes cacho gilipollas lo que hago: no ser como ustedes. Me CONSERVO lejos de ustedes.

3 comentarios en “por una cabeza

  1. El cabello en estos tiempos se usa de varios tamaños, eso es una ventaja, si se va con la moda. Que de la moda, lo que te acomoda, dice el refrán. Pero como yo jamás voy de moda sino con lo que me gusta hacer, pienso que si tu te sientes bien sin el cabello tan largo, excelente. A mi en lo personal me gustan los chicos con cabello corto, salvo en algunos que el largo se les ve muy bien.

    Los mirones de tus vecinos no han de ver perdido detalle😉

  2. Amigo Andrés, yo tenía gran dificultad para que las ideas atravesaran mi mata de pelo y penetraran en mi cabeza… Por eso, ejem, decidí quedarme calvo nada más acercarme a la treintena. Ahora las ideas llegan más fácilmente, aunque buenas, buenas, pocas.
    Puede que tu vecindario se convierta en público fijo, o puede que te arresten por escándalo público…
    Abrazos

  3. .
    Magda: yo tampoco voy con la moda: me gusta lo que es cómodo y se acomoda. Además no me gusta esto de estar peinándome, cuando se ha visto que nunca quedo bien peinado. Y mis vecinos: son lo de los más chismosos del mundo.😦 Y el chisme no me va bien: otra cosa es hablar por hablar, pero estos hablan para hacerle mal a l otro… otro snig
    .
    Alfredo: jeje, pero ha servido, es seguro. Tienes tus ideas, y las vas paseando en público: afortundamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s