Querido, y futuro oyente

Entonces me llega al correo de este concurso de cartas de amor. Una de las recomendaciones es escribirla según la etapa por la que esté pasando. Amor, desamor: tristeza, euforia. Y vengo y me pregunto, ¿andrés: dónde vamos? Y le/y me respondo: en un día puedo pasar por un gran abanico. Tumbar y no dejar un muro en pie. Otro día pienso que no soy de utilidad: y que no me queda bien ningún traje. Al siguiente minuto pienso que ya es mañana y que te veré. Y algún día de ayer pienso que estuvo mal olvidarme de mí mismo.

Digamos que eres mi conciencia, que la conciencia anda por fuera: y que sabes/y que sabe muy bien lo apasionado que soy. En la jornada paso de la euforia a la tristeza. De un amor cualquiera a un gran amor. Digamos que casi nunca permanezco por aquí. Y que a veces de la sed nunca salgo de casa: que me quedo pegado al grifo y al agua helada.

Por mi cuenta digo que soy exagerado. Y apasionadete. Me la paso escribiendo cartas de amor. Ejemplo: me gustan los retiros honrosos. Tipo.

– Querido Jefe.

Como se me dio, así como le ocurre a uno un accidente: se pisa una cáscara de plátano y dos, tres, cuatros días al hospital. Se me dio por estudiar en una rimbombante universidad con su debida peluquería al interior. Y peor aún, cáscara doble, triple: escogí una humanidad. Resultado.

– Muy original tu Hoja de Vida (Pienso: nueva forma de decirme VETE. Largo. Mar de aquí…)
– Gracias.
– Pero… y aquí un largo etcétera.

Por lo que empiezo….. Querida Secretaría de Educación de El Ministerio Interino de Educación Nacional Universitaria Regida en sus Bases por Los Suspiros de El Interior Urgente.
No es todo. Lugar: junto a otros candidatos de profesor de filosofía. Hora: por la tarde. Sus ritos.

– A ver usted: deme una palabra para definir al estudiante de establecimientos públicos.
– HEGEMONÍA. (Pienso: coño. Mi disculpa: cada vez que presento una nueva entrevista de trabajo tengo que presionarme tanto para que no se me escape el loco: pero mira por dónde se me sale ahora. Al decir HEGEMONÍA: pienso: mejor levántate, cierra con ruido la puerta: y echa a andar).

Y empiezo…. Querido Ministro de Educación.

Esto hablando de casos en los que NO se suele escribir cartas de amor. Pero si se me sale: y es lo más inoportuno del mundo. No le voy a detener la maquinaría a mi deseo amoroso. Pero ya cuando vale la pena: cuando es carta, cuando hay un alguien. O un casi nadie, como yo, que espera una nota amorosa. Seguro que me pongo como un rayo. Primero el despecho: el desamor. Este es molestando, porque no se me ha salido el odiar. Como que no va conmigo.

– Futura… puta desagradecida (Espero que hayan escuchado el temazazo interpretado por Bunbury de ese disco gigante El Tiempo de los Cerezos).

Pero el tema de ahora: el persistente. El de fondo es: antes de que llegue yo, ¿cuántas noches eres capaz de contar? ¿Te la podrás arreglar sin mí? ¿Qué haré yo cuando no estés?

– Muchas gracias viejo amor

Para terminar. Este Nacho es para mí de las sorpresas del 2007: creo que es el compositor español más interesante de estos días. Calidad enorme: pintas, y fintas literarias. Recomendaísimo el último trabajo. Dejo aquí la canción más adictiva. Verano Fatal.

Nacho Vegas – Me He Perdido
http://www.goear.com/files/sst4/1b001bfb76c51f1fbb86c8b0eabab9e6.mp3″

8 comentarios en “Querido, y futuro oyente

  1. Escribe cartas de amor o de lo que sea. A mí no me sale escribir cartas de amor, me salen ensaladas de palabras sin ningún estilo. Por cierto, muy bueno Nacho Vega, buen gusto tienes, Andrés.
    Besitos, guapo

  2. Será por las influencias hitchcockianas, pero mis cartas de amor parecen cartas de asesinato, y mis cartas de asesinato, parecen cartas de amor… Y ambas sirven para que la destinataria se parta de risa, en serio. Soy más gracioso cuanto menos quiero serlo.
    Excelente Nacho Vegas, y el disco a medias con Bunbury es magnífico.
    Abrazos

  3. .
    Susana: todo un placer pasarte addicciones musicales. Gracias por la visita.
    .
    Noe: Puede ser. Pero a veces es mejor conocer: a veces es mejor el dolor que la apatia. A veces no es tan bueno una carta de amor INVENTADA.
    .
    Marta: ¡No te puedo creer que te pase eso con las cartas de amor! Y Nacho: enorme Nacho.- besos,
    .
    Alfredo: jajajaja…. por primera vez le digo a alguien que no lo intente. Si para espantar o dar risa escribes cartas de amor: es mejor evitarlo. Bueno sería que les tomaras fotos cuando las chicas tuyas leen tus cartas.. abrazos.
    .
    Lucía: pero eso se vale, ¿no? Escribir en el espejo del baño es otra forma: es otro papel. Besos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s