cartas certificadas

Incluso una tesis de grado es ficción.

Para entrar a la maestría de literatura me piden un proyecto de dos páginas en las cuales debo sentar las bases, así como suena, de un edificio que posteriormente ire maquillando y pelando a lo largo de dos años. El tema; claro que ya tengo el tema… voy a demostrar que el secreto mejor guardado de la literatura colombiana, tomás gonzález, no existe.

Mi idea es indagar en lo que es aquello de la autoficción. Increiblemente en lengua española son muy pocas las veces en que el propio autor escribe para saber si puede escribir. Son dos: Levrero, y El Libro del Vacío: no me interesa hacer teoría, y demostrar porqué no es de uso el poner en entredicho la realidad: parece que los que hablamos en lengua española somos muy realistas. Merece la pena saber qué ha sido de las novelas de caballerías de El Quijote: parece que la ilusión del noticiero, del telediario son ahora nuestros molinos. Increiblmente que la novela fundacional de la literatura moderna, donde se juega y se juega y se juega con el autor, el lector, el personaje, se haya perdido, o no tenga la importancia que merece: pareciese que nuestros novelistas estén todo el rato diciendo sí, donde lo mejor es el no: la literatura que vacia la negación de sí misma. (Vila-Matas).

Lo que menos me interesa es responder porqué en la literarura española todo el tiempo el autor hace el señalamiento del que habla: quién habla, este que escribe, este que cuenta…. lo que quiero hacer es la zambullida: el intentar saber si puedo escribir una tesis sobre un autor que acabo de decir que no existe.
No hay nadie en la base de la literatura. Nadie habla.

Se puede hacer un simple señalamiento: deja ya: ése que está sobre la mesa escribiendo es el que escribe. Es quien habla. El escritor es quien habla. No, el escritor es quien escribe, pero su nota en todo esto es de mero existente por fuera del hecho del tránsito hacia la escritura. El escritor no hace la acción. Quién habla: un callado, un anónimo, un no-existente. Habla Dios, quien a la vez imita rebasando al escritor: quien a la vez quiere ser Dios. Dios quiere ser dios, y así nombrar al mundo.

Curioso que en una de las primeras tesis que se escriben, o se quieren escribir sobre tomás gonzález, quiera poner en duda su existencia. Si a eso sumamos el que realmente no se ha hecho mucho, es decir, nada sobre tomás, tenemos un buen punto de deseo.

– Ojalá me acepten el proyecto. (Incluso: ¡ojalá pueda ingresar a la maestría!)

Anuncios

9 comentarios sobre “cartas certificadas

  1. Algo había oído yo de ese proyecto de maestría tuyo. Dos páginas no es mucho; paradójicamente exige más páginas demostrar que algo no existe que lo contrario. En la literatura, creo yo, sin ser experto, se vive actualmente la dictadura de lo audiovisual: la gente escribe presuponiendo la educación audiovisual del lector, la cual le da la mitad del trabajo hecho: yo escribo esto y esto y el lector imagina esto y esto porque lo ha visto muchas veces en la tele, en el cine, en internet… La palabra cada vez vale menos, cada vez precisa más la completud por parte de la imaginación del lector. Escribir o leer por asociación. Creo que Tomás González no es el único que no existe…

  2. .
    Alfredo: totalmente de acuerdo: es como lo que hemos hablado: todo enterito y desmenuzado. Como si lo único que interesara es lo que viene a continuación. Tal y como lo que dices: es lo audiovisual. POr lo que me gustaria establecer una ´crítica retiniana´ a la literatura. abrazos… hermano.
    .
    Noe: querida… muchas gracias por esos deseos. Son deseos navegables: como si echara el bote y empezara a remar lleno de buenos augurios.
    .
    Donato: este… ¿propiamente qué te encanto: la entrada, la idea, o tomás gonzález? Si digo que tomás no existe es precisamente porque está fuera de la litratura. En ese caso estaria diciendo: hay que leerlo, porque no existe. Porque está fuera del juego. Gracias por la visita.

  3. .
    Fernando: muchas gracias, muchas: con ese apoyo voy feliz como una lombriz. Puede sonar poco agraciado el coemnatrio de la lombriz: pero es que así me siento. abrazo,
    .
    Botón: uy, éxito, eso, sí, lo primero sería entrara, luego que lo aceptaron, y luego que yo lo pudiera hacer. Muchas gracias, eh…. abrazo
    .

  4. Bueno, dos páginas no es mucho, deberás hacer un ejercicio de síntesis. Pero tú puedes con eso y con más, mucho más. Oye, te deseo lo mejor y por fa, mantenme informada de cómo va todo.

    Besos y besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s