hacer Silencio

Los que conocemos a Magda Díaz, mejor; los que tenemos la suerte de conocer a Magda, sabemos que es nuestra profe: ojalá hubiera tenido alguien así de elegante, de sugerente, de minucioso. Alguien tan generoso: esta generosidad… eso no se mide. Alli todos los que entran lo hacen con respeto; pero no es este respeto que se tiene a los monumentos. Es un respeto de hacer silencio. Silencio.

No recuerdo muy bien desde hace cuánto la visito: a veces lo hago sin dejar comentario; pero la mayoría de las veces sí lo hago, porque soy muy participativo. Por no decir, metiche.

Hace poco Magda ha subido a su blog una entrada que me ha cambiado mucho. Porque cambiar la forma en que tengo de relacionarme con la escritura, es cambiar mi manera de ver. Mi manera de ser; incluso de sentir. La forma en que comienza lo dice todo; maravillosa primera frase: «También me gustan las sutilezas del lenguaje y este texto de Sandro Cohen, me parece de suma utilidad. Ojalá a ustedes les sea igualmente fecundo (…)»

Ahí está toda ella; un momento, es esta la manera en que, creo yo, se manifiesta y se deja ver su pasión por la enseñanza. Creo que esto…. Si vamos allí… Si revisamos nuevamente…. Si dejamos la impaciencia: una maestra. Para mi, que he pasado gran parte de mi vida aplastando sin mucha gracia pupitres, ha sido importante el conocimiento y el trato con esta tardía maestra. Una maestra que me hace cerrar el pico haciendo que preste atención. Y que yo cierre el pico: me gusta que me cierren el pico. Pues una de las cosas que me caracteriza es la irreverencia; pero también el respeto. Eso es hacer silencio: es mirar de frente. Y para que me quede quieto….

Muchas gracias, Magda. Sé que no soy el único al que tu post, tu manera de compartir, ha cambiado. (Gracias, profe).

Anuncios

5 comentarios en “hacer Silencio

  1. Tal como se está poniendo la cosa, al menos en España, habría que congratularse de que los estudiantes piensen…
    Tienes razón, Malvisto, a Magda hay que leerla con atención, las cosas que se aprenden son incontables, y la forma en que las cuenta atrapa.
    Una suerte, sí.
    Abrazos

  2. .
    Magda: jeje, así debe ser. Créelo. Y con todo el gusto: va de vuelta; gracias a ti.
    .
    Alfredo: No hablemos de los estudiantes; no hay caso. POr eso me entusiasma esta nueva manera de enseñar; por descubrimientos. Una suerte… Abrazos,
    .
    Alba: nos descubre caminos, y uno verá si los recorre. Claro; besos.
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s