Fotografías, formas del olvido

Es siempre lo mismo: no importa si no vienes esta noche. Pero ¿qué cosa es importante cuando se piensa si es importante? Importante tal vez el capricho de uno, dos brazos. Importante la lanzada de brazos envueltos: importante el mundo envuelto y que lleva tu nombre. No, nada importa si se piensa si vale o no la pena. No importa si es de noche, si vienes y te metes en mi cama. No importa que te haya conocido, no importa que me hayas dicho sí, me hayas dicho no. No importa si me has dicho vale, yo juego también. Pero si vienes esta noche por un recuerdo de tarde poblada de leyendas diré que sí, que me importa. Diré que aquí está el amor, diré que aquí se encuentra el ruido de la desesperación. Diré que me gusta que me vean el hambre. Porque el beneficio que arrostra el valor de toda cosa, un capricho, no lo cedo, con tal de que vengas esta noche. Porque no cabe adivinar lo que será una ulterior secreción. Espera, porque no cabe decir que no te gusta que lleve las manos en los bolsillos. Espera, porque cabe adivinar el color dentro de otras transformaciones. Eso que airadas palabras no hacen ocurrir: me han conmovido.
Ya está. (¿Por qué la espera?, ¿qué esperar?)

Nortec Collective – Tijuana Sound Machine
http://www.goear.com/files/sst4/8a1f6ba6e0cd06b33b7668530140b35e.mp3″

9 comentarios en “Fotografías, formas del olvido

  1. .
    Alfredo: sabes que a veces esta maña de responder todo con canciones le vuelve a uno exagerado, melodramático. Ay,
    .
    Magda: Sí, es ella, se presentaron este fin de semana aquí en Bogotá. (Y lo importante: es como volver algo que ha sido siempre tan contingente, volverlo necesario).
    .
    Botón: a veces esto de importa para alguien es muy cansón. No estaria mal saber si es posible ser un poco dicador y autoritario.
    .
    ..

  2. si vienes esta noche por un recuerdo de tarde poblada de leyendas diré que sí, que me importa…

    Eso es lo que importa pero cómo saber… en fin, si viene por eso que venga.

    un fuerte abrazo

  3. .
    Noe: no sabes lo que extraño yo eso de pensar que la cama es muy pequeña, y hace mucho calor (!)
    .
    Esther: ayayay. Ha pasado y el hombre no se quiere ir para que venga otro. Su traseito no le caba en la silla, Sr. Daimon, ya tiene que irse.
    .
    Alba: yo quiero que venga. Pero yo mismo quiero estar bien para poder ir, y para poder dejar venir. Un abrazo,
    ..
    .

  4. Me parece a mí que la espera nos consuela de lo irremediable de nuestro destino.Esperar es como dar un plazo a lo que no queremos que venga.Nos da miedo lo inesperado porque es lo único que aparece cuando menos te lo esperas.

    Un fuerte abrazo amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s